viernes, 16 de noviembre de 2007

El Fuego


Según Los Griegos, la materia del universo está formada por agregados de átomos de cuatro tipos; aire, agua, tierra y fuego.

Siempre recuerdo a San Juan, mi profesor de Química en bachillerato, cuando nos decía que en la idea griega el fuego funge un rol distinto al de los otros tres elementos. Se hace evidente en momentos de transición. Así, la madera de árbol devorado por las llamas se descompone en agua, tierra y aire.

Mi historia hoy no tiene nada que ver con Los Griegos, más bien con la fascinación que me produce el fuego y la parafernalia que lo rodea.

Hacemos fuego para cocinar o calentarnos. Cuando podemos hacer fuego, lo más seguro es que lo compartiremos con alguien más. De esta manera, asamos algo a la brasa y lo comemos con unos amigos. O simplemente nos reunimos alrededor del fuego a conversar y compartir su calor. El fuego es parte de la sociedad, un invento de la cultura.

Una vez un amigo me comentó de un tercero que preparaba una parrilla para comer él solo. El comentario venía a propósito de las críticas que recibía el comelón por preparar una parrilla en solitario. En aquel momento pensé que la crítica no tenía razón. La parrilla es sabrosa por sí misma. Si no hay más gente, bien se prepara para uno solo.

Sin embargo, hoy no estoy tan seguro. No sé si en nuestro mundo de gas por tubería, valga la pena encender un fuego sólo para alimentarse.

Para entrar finalmente en materia. Me gusta el fuego. Me gusta la gente. Me gusta tener gente cerca para compartir el fuego.

Vivo en un país tropical. Rara vez necesito fuego para calentarme. En Venezuela no usamos calefacción, entonces comparto parrillas con mi gente cercana.

3 comentarios:

ma dijo...

que viva el fuego y la buena compañía. si algo tiene de espectacular la cultura de la que hemos mamado, eso es el compartir al lado de un fuego una charla estupenda, calentándose y esperando por una estupenda comida.

que viva el retoque fotográfico también y que vivan mis viejos¡

Edjuly dijo...

Qué lindos tus papás! hacía rato que no los veía... además tu historia me encantó...

José Antonio López Rodríguez dijo...

Gracias a ambos por sus comentarios.

En estos días publicaré algo sobre un "magosto" que estamos organizando.

El tema del fuego se extenderá.